El trastorno bipolar

Dos hombres de apariencia similar sentados en el sofá. Un hombre con la cabeza entre las manos, un hombre sonriendo.

El trastorno bipolar es una condición de salud mental. Las personas con este trastorno tienen cambios de humor, y se sienten inusualmente felices o excitados (maníacos) o increíblemente desmotivados y deprimidos. Estos cambios de humor ocurren independientemente de lo que esté sucediendo en su vida. Los cambios en el estado de ánimo pueden incluso mezclarse para que una persona pueda sentirse maníaca y deprimida al mismo tiempo. Los cambios de humor pueden durar días o meses, e incluso años, y pueden afectar el pensamiento, el funcionamiento y las actividades cotidianas de las personas. El estudio Global Burden of Disease en 2013 encontró que Bipolar I y II ocurren en aproximadamente el 1.2% de la población 1 .

Se desconoce la causa exacta del trastorno bipolar, pero la genética, el entorno, la estructura cerebral y la química pueden jugar un rol importante. Los resultados de las investigaciones han demostrado que las personas que tienen un familiar de primer grado de parentesco con el trastorno, como un padre o un hermano, tienen una mayor probabilidad de tenerlo también. Aunque las personas con un padre o hermano con trastorno bipolar tienen más probabilidades de desarrollarlo por sí mismas, la mayoría de las personas con antecedentes familiares no lo desarrollarán. Factores ambientales como el estrés y el trauma probablemente juegan un papel en el desarrollo del trastorno bipolar también.

Signos y síntomas comunes


Manía

  • Impulsividad
  • Locuacidad
  • Altas dosis de energía
  • Insomnio o períodos de energía inusualmente alta
  • Euforia
  • Irritación
  • Nerviosismo o ira
  • Imprudencia

La depresión

  • Persistente estado de ánimo triste, ansioso o «vacío»
  • Pérdida de energía
  • Falta de concentración
  • Sentimientos de culpa, inutilidad o impotencia
  • Sentirse agitado o irritable
  • Mayor sentimiento de culpa
  • Cambios en el apetito o el sueño: pueden aumentar o disminuir
  • Falta de interés en actividades que antes se disfrutaban
  • Sentimientos de desesperanza
  • Sentimientos y pensamientos de querer morir
  • Autolesión o comportamiento suicida

Al igual que otras afecciones de salud mental como la depresión y la ansiedad, no existe un análisis de sangre específico o un estudio de imágenes para determinar si alguien si tiene un trastorno bipolar. Reunirse con un profesional y hablar sobre los síntomas es el primer paso hacia un diagnóstico. La condición puede ser confusa y dolorosa para quienes viven con ella, así como para sus seres queridos. Afortunadamente, hay tratamientos y otras opciones para ayudar a las personas a controlar la afección.

El elemento más importante para que una persona avance con la condición es la esperanza. La esperanza es la sensación de que hay un futuro alcanzable y que es posible lograrlo. Algunos días, una persona con trastorno bipolar puede sentir esperanza por sí misma. Otros días, pueden necesitar el apoyo o la ayuda de un ser querido o alguien que se preocupa por ellos para recordarles que esta esperanza es realizable.

Si bien no existe una cura para la afección, muchos de los que viven con el trastorno bipolar pueden seguir una vida plena, significativa y exitosa. Vivir armoniosamente con el trastorno requiere una serie de habilidades como trabajar para mantenerse conectado con los demás, estar actualizado acerca de la educación sobre la afección y el tratamiento, y establecer una rutina saludable en general.


Fuentes

  1. Ferrari AJ, Stockings E, Khoo JP, et al. La prevalencia y la carga del trastorno bipolar: hallazgos del Estudio de Carga Global de Enfermedad de 2013. Trastorno Bipolar. 2016;18:440‐50.
    https://onlinelibrary.wiley.com/servlet/linkout?suffix=null&dbid=8&doi=10.1111%2Fbdi.12609&key=27566286

Talk to Someone Now Hablar con alguien ahora Talk to Someone Now

Llama

Choose from a list of Counties below.


Click to Chat
Click to Text

Texto

Text HOME to 741741
Talk to Someone Now